el cafe y sus beneficios

Las ventajas de tomar café

Ventajas de tomar café y las distintas formas de presentarlo

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, no solo por ser deliciosa y la mejor excusa para compartir, sino también por los múltiples beneficios que aporta al ser consumido de forma moderada.

Aunque en ocasiones hayas escuchado que el consumo de cafeína tiene efectos perjudiciales para el organismo, se ha comprobado científicamente que también hay muchas buenas razones para no eliminarlo de nuestra dieta, siempre y cuando no te excedas en el consumo. Algunas de ellas las listamos a continuación:

  • Es un excelente estimulante para mantenerte alerta y concentrado, pues actúa sobre el sistema nervioso, provocando que el cansancio se perciba más tarde.

  • Por su maravilloso efecto en el proceso metabólico del organismo, contribuye a la pérdida de peso, pues ayuda a quemar mayor cantidad de grasa y evita la retención de líquidos.

  • Según estudios científicos, el café contiene propiedades que te ayudan a proteger tu organismo contra el cáncer, diabetes tipo 2 y enfermedades coronarias.

  • También reduce las probabilidades de padecer enfermedades degenerativas como el Alzheimer y Parkinson.

  • Es una bebida rica en polifenoles y otros antioxidantes que contribuyen a la eliminación de radicales libres que provocan el envejecimiento de la piel y varios tipos de enfermedades.

  • Por ser la cafeína un excelente vasodilatador, te ayuda a combatir cefaleas esporádicas, pues tiene efectos analgésicos.

Puedes leer también  Todo sobre la Pasta italiana

¿Cómo puedo consumir el café?

Existen muchas maneras de disfrutarlo e incluso algunas un poco extrañas. Todo va a depender del gusto de la persona y el uso que quieras darle.

Estamos acostumbrados a tomarlo en casa o en el bar, pero hay máquinas expendedoras de café que no tienen porque tener un mal café. Algunas utilizan café de primera calidad con un sabor muy bueno y que podría competir con cualquier otro.

Por lo general, el café suele consumirse en estas presentaciones:

Café solo: es la manera más común de disfrutarlo, y como su nombre lo indica, la infusión solo contiene café. Hay quienes les gusta no añadir endulzantes, pero la mayoría sí suele hacerlo. Puede ser largo o corto, según la presentación de la taza servida.

Café con hielo: para quienes deseen utilizar esta maravillosa bebida como una opción refrescante en el verano, puedes añadir un poco de hielo.

Cortado: Si deseas añadir un sabor particular, puedes incorporar un poco de espuma de leche a la bebida. Este tipo también se puede disfrutar con hielo.

Largo: es un poco más fuerte que el solo, pero sin llegar a ser un americano.

Con leche: como indica su nombre, es un café al que se le añade aproximadamente un 20% de leche de cualquier tipo, bien sea de soja, almendra o de vaca. También puedes utilizar endulzante.

Puedes leer también  Comer saludable ya no es un sacrificio

Leche manchada: es la contraparte del café cortado, pues se trata de una taza de leche a la que agregas solo un poco de café.

Americano: se le suele agregar extracto de avellana o vainilla, para dar características particulares a la bebida.

Bombón: es una modalidad exclusiva para quienes disfrutan del dulce, pues se trata de una mezcla que lleva la misma porción de café y leche condensada.

Capuchino: es un poco más elaborado que las demás presentaciones, pues añaden un extra de crema de leche y cacao en polvo.

Además de las presentaciones anteriores, puedes utilizarlo como saborizante de galletas, tortas, helados y muchos otros postres.

Y aunque existen muchísimas formas para disfrutar esta maravillosa bebida, no solo tiene beneficios para nuestro organismo, sino además es la mejor compañía en toda ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.