fotos de comida

Fotos de comida, el gran engaño de las marcas

Fotos de comida, el gran engaño de las marcas

El artículo que hoy os dejo trata sobre las Fotos de comida y pensaréis, vaya tontería…

Pues de tontería tiene poco.

En una cantidad innumerable de veces hemos visto anuncios en televisión, cine, revistas y todo tipo de medios en los que la marca nos vendía las lindezas de unos alimentos.

Que ricos y apetecibles nos parecen cuando los vemos en esos medios, pero como cambian cuando vamos a pedirlos y nos los sirven.

Las imágenes de platos de comida que también pintaban en la foto del restaurante de la esquina, con un bistec de Angus, unas patatas baby y una ensalada César, luego resulta ser un filete de ternera vieja, con patatas paja blandas y un poco de lechuga ya fofa.

Y es que he caído en la cuenta de que muchísimas veces me ha pasado y seguro que a vosotros también.

La fotografía de alimentos es un arte y como tal, se estudia, hay en internet multitud de manuales y cursos de como hacer fotos de comida que te indican todo sobre el estilismo culinario.

Lo más importante al realizar fotos de comida

Estos manuales hablan sobre varios aspectos tales como:

  • Cuidar los pequeños detalles que puedan resaltar el plato.
  • Acentuar la importancia de la luz natural, siempre que sea de calidad y cantidad suficientes
  • Dejar claro quien es el protagonista del plato.
  • Una fotografía gastronómica siempre debe estar bien enfocada en la parte más cercana a la cámara.
  • Se debe tener cuidado con la perspectiva, mejor de cerca que cenital desde arriba
Puedes leer también  Nutrición y Dietética de la mano

La fotografía gastronómica está tomando un valor incalculable, muchas veces a la par de los cocineros, porque si un plato no entra por la vista, no entra por ningún lado.

Las sesiones fotográficas de comida cada vez son más, en muchas ocasiones se toman más en cuenta que las de modelos.

Seguro que al cabo del día veis muchísimas fotos en redes, ya sea en Facebook o Instagram veréis esa foto de comida que te dejará con la lengua de fuera y deseando comer ese producto, pero rara vez pensamos en las horas de trabajo que hay detrás de ese trabajo.

La OCU y un estudio sobre la fotografía gastronómica

La OCU ha hablado sobre el tema y es que los profesionales de la fotografía están en auge, no sólo el fotógrafo, si no que también existen los “home economist”, personas que desempeñan varias funciones, desde ir a comprar los mejores ingredientes a la elaboración de los mismos o su presentación.

Puedes leer también  ¿Cómo elegir la comida del avión en un vuelo?

Esta misma organización para dar veracidad a sus estudios ha comprado varios productos, tanto dulces como salados, fríos y calientes y con o sin elaboración.

El fin ha sido aplastante, la fotografía culinaria y los programas informáticos ayuda a las marcas a engañarnos.

Proporciones de alimentos diferentes en las fotos que en el interior del paquete, bollitos rellenos de chocolates, casi sin chocolate, rellenos de fruta sin fruta, croquetas muy apetitosas con trocitos de jamón que luego casi no llevaban, etc.

En fin, podría seguir hablando sobre esto a lo largo de varias páginas más, pero creo que ya caéis en la cuenta de lo que quiero decir, muchas marcas nos engañan…

Quieres ller otro engaño que nos hacen los supermercados? Lee este sobre los packs de ahorro.

Y si te apetece saber nuestras últimas publicaciones tienes nuestro Facebook.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.