comida congelada

¿Por qué consumir comida congelada de calidad?

¿Por qué consumir comida congelada de calidad?

La comida congelada es una excelente opción a considerar, al momento de preparar un alimento, ya que aporta múltiples beneficios, siendo el principal, la rapidez con la que se preparan.

Para evaluar que realmente sea considerada una opción nutritiva, confiable y segura, es indispensable que el procesamiento de estos productos cumpla ciertos parámetros, que garanticen la calidad del mismo.

¿Por qué debes elegir alimentos de calidad?

La primera razón es para garantizar el bienestar del consumidor de tu producto final.

Un alimento que no haya sido sometido a una cadena de frío adecuada, desde su procesamiento, distribución, hasta ser entregado al consumidor, puede sufrir modificaciones en su sabor, su aspecto y olor, perjudicando considerablemente a quien lo consuma, causando daños graves en su salud.

Pero esto, no solo va dirigido al consumidor final, sino también a aquellas empresas distribuidoras y procesadoras de alimentos, tales como hostales y restaurantes, que manejan cantidades grandes de productos de este tipo, y que cualquier falla en la cadena de frío, podría resultar en un proceso catastrófico.

Garantía de Higiene

La adquisición de productos congelados de calidad, no solo garantiza la salud del consumidor, sino también deriva una garantía de higiene del producto, evitando no solo la proliferación de virus, bacterias y microorganismos perjudiciales, sino también proporcionando frescura, valor nutritivo y conservación del sabor. Esto a su vez permite, que la calidad del plato presentado sea óptima.

Puedes leer también  Las ventajas de tomar café

Consejos al adquirir comida congelada

Al momento de adquirir un producto congelado es importante que sigas ciertos alineamientos que te garanticen que el producto está apto para ser consumido.

Verificar su Fecha de caducidad

Debes verificar que la fecha de caducidad no se encuentre próxima a la fecha de consumo, sobre todo cuando se trata de productos del mar, ya que esto garantiza la frescura del producto.

Elegir una empresa de prestigio

Al escoger tu producto, siempre elige aquel que haya sido preparado por una empresa de larga trayectoria y prestigio, como la de esta web.

Esto te va a dar un alto porcentaje de garantía de que el producto cumplió con la cadena de frío adecuada, al ser manejado a través de máquinas frigoríficas especializadas, así como también, el transporte adecuado para el traslado de los mismos.

Podemos tomar como ejemplo la empresa valenciana Manumar, referente en el sector de congelados.

Cumple con el proceso de descongelamiento

Recuerda que cada producto debe llevar en su envoltorio el proceso de descongelamiento adecuado antes de ser procesado o consumido. Te recomendamos seguir las instrucciones, a fin de minimizar los riesgos de que el producto se descomponga.Como ejemplo, esta receta de atún está hecha con producto congelado y esta de rodaballo también.

Puedes leer también  Viaje al Viejo Albacete Tabernero en los 70

Consume la totalidad del producto

Después del proceso de descongelamiento, es importante que consumas la totalidad del producto o al menos lo proceses, para evitar la proliferación de bacterias. No es recomendable volver a congelar el producto nuevamente.

La comida congelada es una excelente opción práctica y nutritiva, siempre y cuando se sigan las normativas para garantizar su calidad en el procesamiento, traslado y comercialización.

Además, los congelados resultan ser productos más económicos, incluso al comprar frutas, hortalizas y verduras de la temporada y congelarlas en casa para comerlas luego, resulta un ahorro significativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.