mermelada de tomate casera

Mermelada de tomate al microondas

Receta de mermelada de tomate al microondas

Me encanta la mermelada de tomate, desde mi niñez mi madre lo hacía entre otros tipos de dulce, pero este es mi preferido. Hoy lo podemos hacer en el microondas pero veréis que igualmente nos lleva un poquito de tiempo ya que al contener el tomate, mucha agua debe de llevar también bastante azúcar y por eso el tiempo de cocción.

Ingredientes:

1 kilo de tomates pera maduros
1 kilo de azúcar
2 cucharadas de zumo de limón para que cuaje
3 clavos de olor

Como hacer mermelada de tomate en microondas

Lava muy bien y corta los tomates por la mitad, ponlos en un recipiente apto para microondas, tapa y cocina durante ocho minutos al cien por ciento de la potencia.

Deja reposar tres minutos y tamiza para desechar la piel y lo que puedas de las semillas. Ponlos en una procesadora junto con el azúcar y procesa, pasa nuevamente a un recipiente para micro (de ser posible amplio), agrega el zumo de limón y los clavos de olor.

Puedes leer también  Receta Sopa cremosa de pollo al puerro

Cocina nuevamente por unos cuarenta minutos al cien por ciento, removiendo cada siete minutos apróximadamente.

La mermelada deberá quedarte como translúcida y consistente, deja que enfriar antes de envasar.

Puedes añadirle un poco de guindilla o cayena, para darle un toque aún más especial y que termine de escandilar a todo el personal.

La mermelada de tomate combina muy bien para rellenar los scones o este pan sueco, además de por ejemplo un queso frito.

Para envasarla tienes dos opciones, siempre en tarros de cristal, pero puedes dejarla para comer en pocos días o para guardarla.

Siempre esteriliza los envases antes de utilizarlos y los que vayas a utilizar para tenerlos más tiempo envásalos al vacío.

Recuerda cuando te la comas de donde sacaste la receta y pásate por aquí a comentar como te quedó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.