mermelada de manzana y canela casera

Mermelada de manzana casera

Mermelada de manzana casera

Esta mermelada de manzana casera, a la cual le agregaremos un poco de canela, se elabora de forma muy sencilla y resulta un delicioso manjar. En algunas preparaciones prefieren no triturarla al momento de su cocción, para que haya trocitos de la fruta en la mezcla, ya que da una sensación al gusto más natural, pero también se puede triturar. La canela le da un toque mágico y un sabor que conquista hasta el más exquisito paladar. Esta receta es ideal para utilizarla en unas clásicas tostadas, acompañando canapés con queso, para relleno de pasteles, o para cualquier receta de repostería y como no para meter dentro de este pan de brioche, riquísimo.

¿Cómo hacer mermelada casera de manzana y canela?

Preparar mermelada casera es muy sencillo y, más aún de esta fruta, ya que tiene un alto contenido de pectina que es un espesante natural, y además su pulpa prácticamente se deshace sola, así que con muy poco esfuerzo obtendremos una rica mermelada de manzana.

Información Nutricional

 Tiempo Preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo de refrigeración: 6 horas

Calorías: 350

Puedes leer también  Receta de Piruletas de Queso al Horno

Raciones: Al gusto

Ingredientes 

  • 750 gramos de manzanas ácidas

  • 250 gramos de azúcar

  • 1 cucharada de jugo de limón

  • 25 gramos de mantequilla

  • 1 cucharadita de canela

  • Extracto de vainilla

Como se hace la mermelada de manzana

  • En primer lugar, pelar las manzanas y quitarle el corazón con las semillas. En un bol colocamos la pulpa de la manzana, cortada en trozos y agregamos el jugo de limón, azúcar y la canela. Remover para que cubra todos los pedazos. Dejamos macerar durante una hora.

  • En una olla a fuego medio, vertemos agua e incorporamos la manzana junto a la mezcla del macerado y el extracto de vainilla. Remover para integrar los ingredientes. Cocinar durante 45 minutos, y con una cuchara de madera, remover constantemente, para que la mezcla no se pegue a la olla.

  • Con la ayuda de un tenedor, vamos triturando los trozos de manzana, hasta obtener la textura deseada. Bajamos el fuego, y dejamos que tome una consistencia gruesa. Recuerde que, al refrigerar, la mermelada endurece un poco. Si desea una textura más cremosa, puede pasar la mezcla por una trituradora.

  • Retirar del fuego y dejar reposar a temperatura ambiente. Transcurrido el tiempo, verter la mezcla en un frasco de vidrio con tapa, debidamente esterilizado.

  • Refrigerar por al menos 6 horas.

  • Servir y disfrutar junto a galletas, tostadas o waffles.

Puedes leer también  Receta de Crème Fraîche, aigre et provocante o Crema fresca

Recomendaciones de preparación de la mermelada de manzana

Es importante que, al pelar y cortar la manzana, la misma sea introducida inmediatamente en la mezcla para el macerado, ya que esto evita el proceso de oxidación de la fruta.

La mermelada debe mantenerse refrigerada para que la mezcla no altere su sabor o se descomponga. Si desea almacenar este dulce de manzana fuera de la nevera, puede realizar el envasado al vacío.

Como todas las mermeladas de frutas, lo recomendable es elaborar estas conservas caseras cuando el ingrediente principal esté en su momento estacional óptimo, y en su grado justo de maduración. Con esto garantizamos que la misma tenga un exquisito sabor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.