receta ramen

Ramen, el plato que viajó de China a Japón

Ramen, el plato que viajó de China a Japón

¿Quieres comer algo diferente pero hecho en casa?. Entonces tienes que preparar Ramen, una deliciosa sopa japonesa, que proviene de China.

Disfrutarás en grande de este exquisito manjar sintiéndote como todo un asiático.

Es un plato que combina varios tipos de proteínas, vegetales y por supuesto, hay una ración dedicada al carbohidrato.

Antes de 1950 este plato se lamaba shina soba, en la actualidad en casi todos sitios se le denomina Ramen.

Esta receta consiste en cocinar caldo concentrado de pollo, diferentes tipos de carnes, como pollo y cerdo, varios vegetales, huevos y fideos.

Como te podrás dar cuenta, es un plato bastante completo, y sobre todo delicioso, ¡para chuparse los dedos!.

Lo que si te vamos a contar, es que preparar ramen requiere algo de tiempo y dedicación. La buena noticia, es que la receta es bastante sencilla y no tienes que ser un experto en la cocina.

El ramen tiene 3 fases: el caldo, el marinado de los huevos y el toque final para montar la sopa.

Ingredientes para preparar un ramen para dos

Para la preparación del caldo

  • Carcasas o huesos de pollo con tengan algo de carne
  • Un trozo de panceta de cerdo de aproximadamente 300 gr
  • 1 Cebolla mediana
  • 4 Dientes de ajo
  • Jengibre fresco
  • 2 Puerros
  • 2 Zanahoria medianas
  • 4 Setas shiitake frescas y limpias

Marianado de los huevos

  • 4 Huevos
  • 5 Dientes de ajo
  • 1 Jengibre fresco
  • 200 ml de Salsa de soja
  • 65 ml de Mirin o vino blanco
  • 25 gr de Azúcar moreno
Puedes leer también  Caldo de pollo, un obligado en la cocina

Adicionales

  • 350 grs de Fideos para ramen
  • Alga nori
  • Cebollino
  • Brotes de espinacas

Como hacer ramen casero

  • El primer paso es cocinar la panceta, a la cual ataremos con un hilo con la piel hacia arriba.
  • Calentamos una sartén con un poco de aceite y colocamos la panceta hasta que se dore por todas partes.
  • Para preparar el caldo, en un cazo u olla de presión colocamos las carcazas del pollo, la panceta, las zanahorias, el puerro, los dientes de ajo, la cebolla, tres rodajitas finas de jengibre y las setas.
  • Dejamos hervir por 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, esperamos unos minutos para poder abrir la olla y colar el caldo. Le retiramos la grasa y reservamos, las setas, el pollo y la panceta. Desechamos el resto.
  • Para preparar los huevos marinados, primero los ponemos a hervir por espacio de 6 minutos. Cortamos la cocción utilizando agua helada y procedemos a pelarlos.
  • Llevamos al fuego hasta hervir en un cazo, el mirin, el azúcar moreno, 3 rodajas finas de jengibre y la salsa de soja. Cuando estén en ebullición, añadimos los huevos junto con la panceta. Mezclamos para que se impregnen bien.
  • Apagamos el fuego, y los dejamos marinando durante dos horas en ese aderezo.
  • Cerca de cumplirse el tiempo del marinado, preparamos los fideos según los pasos que indique el envoltorio.
  • Luego, procedemos a trabajar con los ingredientes secos. Seccionamos los huevos a la mitad, cortamos las setas y la panceta en láminas finas, trozamos el alga nori, los brotes de espinaca y dejamos el cebollino bien picadito.
  • Calentamos el caldo de pollo que hemos reservado.
  • Para la preparación correcta del plato, se agregan de 4 a 5 cucharadas de la marinada que hicimos para los huevos, un cucharón cargado de caldo, dos mitades de huevos en cada lado del plato, una porción de fideos y varias láminas de pancetas.
  • Acompañamos esta rica sopa asiática con las setas, la espinaca, el cebollino y el alga nori.
Puedes leer también  Receta de Tartar de Atún

Recomendaciones

  • El mirin es uno de los ingredientes difíciles de conseguir, pero podemos sustituirlo por vino blanco.
  • Para hacer el caldo, solo utilizamos la zona verde del puerro.
  • El caldo del pollo podemos prepararlos un día antes.
  • Si queremos repetir la receta, lo más aconsejable sería preparar caldo suficiente y reservarlo en el congelador.
  • También tomar los restos de algún asado que hayamos hecho nos serviría para agilizar la preparación. De esta forma, nos ahorramos el paso de estar cocinando la panceta. Los restos de asado fácilmente pueden sustituirla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.