Perrunillas

Perrunillas extremeñas, la receta casera del convento

Perrunillas extremeñas, la receta casera del convento

 La perrunilla es un dulce típico de Salamanca y varias localidades extremeñas.

Su característica principal es la de que es una pasta seca y de textura arenosa, es muy parecido al mantecado y es fácil equivocarse entre ambos postres.

Son redondas y como tantas otras sus comienzos tienen mucho que ver con los conventos y la iglesia.

Ingredientes para preparar las perrunillas

La receta para hacer una perrunilla es muy fácil no lleva nada más que estos pocos ingredientes que además son muy fáciles de conseguir.

 

  • – 400 o 500 g de harina
  • – 200 g de azúcar
  • – 200 g de manteca de cerdo
  • – 100 g de harina de almendra
  • – 60 g de aceite de oliva
  • – 2 huevos y una clara
  • – 1 cucharadita pequeña de canela ( si te gusta)
  • – 1 cucharadita pequeña y rasa de bicarbonato
  • – 1 cucharada de anís ( si te gusta)
  • – La ralladura de 1 limón

Como hacer unas perrunillas

Batimos en la amasadora la manteca, tiene que quedar muy blandita y a punto de nieve.

Puedes leer también  Receta crema de espárragos verdes

Añadimos el aceite y volvemos a batir, después el azúcar y batimos un poco más, ponemos los dos huevos, la harina de almendra, la canela, el anís y la ralladura del limón.

A continuación mezclamos los 400 g de harina con el bicarbonato.

Agregamos esta mezcla poco a poco a los ingredientes que teníamos en la amasadora.

Podemos terminar de amasar con las manos, si vemos que la masa está demasiado floja, podemos añadirle esos 100 g que teníamos guardados, la masa debe quedar un poco flojita, después se deja reposar en la nevera durante al menos 1 hora.

Luego estiramos la masa, dejándola de 1 cm de grosor aproximadamente.

Cortamos con un molde sobre esta masa varios círculos y los pintamos con la clara batida, espolvoreando un poco de azúcar por encima.

Engrasa una placa de horno y ponlas encima o hazlo sobre papel especial de horno.

Precalentamos el horno a 180 grados y las metemos durante unos 10 minutos, tienen que dorarse un poco.

Cuando haya pasado ese tiempo sácalas y déjalas reposar sobre una rejilla hasta que se enfríen.

Puedes leer también  Pollo a la catalana, la auténtica Receta

Consejos y visión de las perrunillas de convento

Si ves que después de haberlas amasado se te han quedado duras, puedes añadirle un poco de leche.

Es un dulce que aguanta muy bien el tiempo, guárdalas en un tupper bien cerrado y te durarán varios días.

Antiguamente eran acompañadas de un buen chocolate.

No me es difícil en absoluto imaginarme hace 300 0 400 años a las monjas de clausura preparar esta receta tradicional de las perrunillas encerradas en el convento.

Espero que os haya gustado esta receta y si queréis probar alguna más, os aconsejo la de las flores y la de las Pepas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.