decantar un vino

¿Cómo decantar un vino?

¿Cómo decantar un vino?

Saber decantar un vino es una técnica imprescindible para cualquier amante de esta bebida, pero, ¿sabes qué vinos se decantan y cuáles no? ¿Qué aporta la decantación al vino? ¿Qué tipos de decantador son más recomendables para cada tipo de vino? ¡Sigue leyendo y aprende a decantar el vino como un sumiller experto!

¿Cuándo y por qué decantar un vino?

La decantación del vino permite oxigenarlo y despierta los aromas generados durante su crianza, intensificándolos para degustar su bouquet en toda su plenitud. Además, este proceso también sirve para eliminar malos olores generados durante su almacenamiento, conocidos como aromas de reducción, y separar el vino de los posos contenidos en la botella.

¿Qué vinos se decantan? El uso del decantador u oxigenador de vino está especialmente indicado para los vinos de crianza larga, como los Reserva o Gran Reserva. No obstante, decantar el vino también es muy recomendable si te gustan los vinos tintos potentes y con cuerpo, como los vinos de Rioja, ya que la oxigenación reducirá su astringencia. Si te gustan los vinos blancos y rosados, la decantación del vino potenciará sus característicos matices afrutados.

En el caso de los vinos jóvenes sin filtrar, decantar el vino permitirá que los sedimentos acumulados en la botella no lleguen a tu copa.

Tipos de decantadores y usos

Los decantadores de vino son elementos muy antiguos, cuyo origen se remonta al Imperio Romano. Los decantadores modernos surgen durante el Renacimiento, cuando comienzan a utilizarse decantadores de vinos de cristal transparente. ¿Qué tipos de decantador existen y para qué se usa cada uno? Atendiendo a su diseño, podemos distinguir dos clases principales:

  • Decantadores de vino de máxima oxigenación, también conocidos como aireadores u oxigenadores de vino, de boca más ancha que la base para permitir que el vino rompa al caer al recipiente, muy recomendable para vinos Reservas y Gran Reserva
  • Decantadores de vino de mínima oxigenación, de boca estrecha y paredes curvas para que el vino se deslice sin romper, pensados para eliminar posos naturales del vino, como en el caso de los vinos jóvenes sin filtrar.

Cómo se decanta un vino, paso a paso

  • El primer consejo a tener en cuenta para la decantación del vino es que este proceso debe hacerse justo antes de servirlo, nunca con demasiada antelación.
  • Para decantar el vino, inclina ligeramente el decantador para que el líquido se deslice suavemente por las paredes del recipiente hasta la base.
  • Deja reposar el vino durante unos minutos antes de servir, para que sus aromas se asienten. Este tipo es diferente dependiendo de la edad del vino, por lo que no existen reglas fijas.
  • Girar el decantador en círculos, siempre con la máxima delicadeza, puede acelerar la oxigenación. No obstante, los expertos recomiendan no mover demasiado el vino, sobre todo si se trata de vinos muy viejos, ya que podrían echarse a perder parte de las propiedades conseguidas durante su crianza.
  • Para terminar, limpia el decantador de vino inmediatamente después de usarlo con agua tibia.

Ahora que ya conoces todos los secretos de la decantación del vino, ¿qué tal si los ponemos en práctica abriendo una botella de tu vino favorito?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.